LUGARES de aventura

“Media noche era por filo, poco más a menos cuando don Quijote y Sancho dejaron el monte y entraron en el Toboso. Estaba el pueblo en un sosegado silencio, porque todos sus vecinos dormían y reposaban a pierna tendida, como suele decirse. Era la noche entreclara, puesto que quisiera Sancho que fuera del todo escura, por hallar en su escuridad disculpa de su sandez”.

Soulac, el oeste perdido francés

TORREBAJA, más allá de la Comunitat valenciana

Zaragoza provincia

ARCHENA termal

ALICANTE desde mi ventana